Pediatric surgical oncology

Asociación de oncología pediátrica

Definición de la especialidad de cirugía pediátricaLa cirugía pediátrica se define como la atención quirúrgica diagnóstica, operativa y postoperatoria de los niños con anomalías y enfermedades congénitas y adquiridas, ya sean de desarrollo, inflamatorias, neoplásicas o traumáticas. El ámbito de esta disciplina se centraría especialmente en los problemas quirúrgicos en el útero, la infancia, la niñez, la adolescencia y, a veces, la juventud. Ciertos diagnósticos requerirían una participación prolongada del cirujano pediátrico durante la edad adulta, cuando el paciente pasa a manos de cirujanos y proveedores adultos.

La Junta Americana de Cirugía ha recibido la aprobación de la Junta Americana de Especialidades Médicas para otorgar la certificación en cirugía pediátrica a aquellos cuya formación especializada y actividades profesionales abarcan principalmente la disciplina definida anteriormente. Se ha acordado que este certificado no se ofrecerá a aquellos que, a efectos prácticos, limiten sus actividades a las esferas de interés de otras juntas de especialidades quirúrgicas aprobadas, como la cirugía neurológica, ortopédica, plástica, torácica y urológica. Se reconoce además que esas otras disciplinas que limitan sus actividades a regiones anatómicas o sistemas especiales pueden incluir la cirugía pertinente a esas especialidades en esos grupos de edad.Actualizado: Mayo de 2019

¿Qué ocurre con la oncología pediátrica?

Los oncólogos pediátricos examinan a los pacientes, piden y analizan pruebas y administran tratamientos. Una vez que los oncólogos pediátricos dan un diagnóstico de cáncer, administran los tratamientos que prescriben. Los hematólogos/oncólogos pediátricos se especializan en el cuidado de niños que padecen enfermedades de la sangre y cáncer.

¿Cuál es el significado de Oncología Quirúrgica?

(SER-jih-kul on-KAH-loh-jist) Cirujano con formación especial para realizar biopsias y otros procedimientos quirúrgicos en pacientes con cáncer.

¿Qué se entiende por cirugía pediátrica?

La cirugía pediátrica se define como la atención quirúrgica diagnóstica, operativa y postoperatoria de los niños con anomalías y enfermedades congénitas y adquiridas, ya sean de desarrollo, inflamatorias, neoplásicas o traumáticas.

¿Los oncólogos pediátricos realizan la cirugía

Cuando su hijo tiene cáncer, usted quiere encontrar médicos que sean expertos en la atención del cáncer infantil y que tengan acceso a los métodos de tratamiento más avanzados disponibles. Los cirujanos pediátricos de Johns Hopkins All Children’s ofrecen atención quirúrgica de vanguardia incluso a los pacientes pediátricos con cáncer más pequeños.

Nuestros cirujanos pediátricos trabajan estrechamente con especialistas en hematología, oncología y radiología, así como con los servicios de trasplante de médula ósea para ofrecer una atención integral. Contamos con uno de los mayores programas de cáncer pediátrico del sureste de Estados Unidos y participamos activamente en el Children’s Oncology Group nacional.

La cirugía suele desempeñar un papel fundamental en el tratamiento del cáncer de un niño. Aquí, su hijo se beneficiará de una verdadera atención quirúrgica multidisciplinar. Nuestros cirujanos pediátricos colaboran con oncólogos pediátricos y otros especialistas para evaluar las necesidades únicas de su hijo y desarrollar un enfoque cohesivo, integral y reflexivo para su cuidado.

Por ejemplo, la mayoría de los pacientes pediátricos con cáncer requerirán un procedimiento especial de acceso venoso central para facilitar la quimioterapia y la toma de muestras de sangre. Esto permite que su hijo esté lo más cómodo posible mientras recibe atención intravenosa a largo plazo, al evitar la necesidad de frecuentes “pinchazos”. Nuestros cirujanos pediátricos realizan este procedimiento todos los días: nuestra experiencia y profundidad de conocimientos tiene beneficios reales para su hijo.

Beca de oncología quirúrgica pediátrica

La mayoría de los niños con tumores requerirán una o más intervenciones quirúrgicas como parte de la atención y el tratamiento, incluyendo la realización de un diagnóstico, la obtención de un acceso venoso adecuado, la realización de una resección quirúrgica para tumores sólidos (con estadificación y reconstrucción), la realización de procedimientos para la prevención del cáncer y sus efectos tardíos, y el manejo de las complicaciones del tratamiento; todo ello con el objetivo de mejorar la supervivencia y la calidad de vida. Es importante que los cirujanos se adhieran a los principios de la oncología quirúrgica pediátrica, ya que están estrechamente relacionados con la mejora del control local y la supervivencia. Desgraciadamente, existe una disparidad significativa en las tasas de supervivencia en los países de ingresos bajos y medios, en comparación con las de los países de ingresos altos.

La Sociedad Internacional de Oncología Quirúrgica Pediátrica (IPSO) es la principal organización que se ocupa de la oncología quirúrgica pediátrica en todo el mundo. Esta organización permite que expertos en la materia de todo el mundo se reúnan y aborden las necesidades quirúrgicas de los niños con cáncer. La IPSO ha sido invitada a contribuir con orientación quirúrgica como parte de la Iniciativa de la Organización Mundial de la Salud para el Cáncer Infantil. Uno de nuestros objetivos es proporcionar una guía quirúrgica para diferentes escenarios, incluyendo los experimentados en los países de ingresos altos (HIC) y los de ingresos bajos y medios (LMIC). Con esto en mente, las siguientes directrices han sido desarrolladas por autores tanto de los países de ingresos altos como de los de ingresos bajos y medianos. Éstas han sido validadas por expertos con el objetivo de proporcionar información basada en la evidencia a los cirujanos que atienden a niños con cáncer.

Cirujano pediátrico

La Oncología Quirúrgica Pediátrica es un campo subespecializado y desafiante que requiere una fuerte disciplina, resistencia y una actitud de “no rendirse nunca”. Los pacientes pediátricos con cáncer son frágiles, vulnerables y padecen enfermedades que limitan su vida, por lo que las habilidades del cirujano pueden determinar la “curación” y la supervivencia o la muerte prematura por una resección inadecuada del tumor con progresión de la enfermedad y/o por un contratiempo “sin precedentes”. Por lo tanto, se podría afirmar que la carrera de oncología quirúrgica no es para los cirujanos “débiles de corazón”. La formación en un centro(s) de gran volumen acreditado en la prestación de atención de alta calidad y excelencia clínica dirigida por líderes inspiradores en oncología quirúrgica con equipos multidisciplinarios motivados es clave. Las becas internacionales de cirugía oncológica añaden créditos significativos a la formación clínica de los residentes y, sobre todo, ofrecen oportunidades para adquirir habilidades de investigación. En el camino hacia la acreditación de la subespecialidad, el aspirante a cirujano oncólogo debe demostrar primero su competencia en la formación de residencia en cirugía pediátrica general para pasar a la siguiente fase. Este artículo ofrece una sinopsis “instantánea” de la formación en oncología quirúrgica pediátrica en su(s) perspectiva(s) más amplia(s) para aquellos que buscan más información y orientación profesional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad