Mucosan pediatrico posologia

Usos del jarabe de cloroquina

La colitis ulcerosa (CU) es una de las dos entidades distintas de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) crónica, cuya patogénesis exacta aún no se ha dilucidado. La creciente comprensión de las vías biológicas subyacentes y las recientes innovaciones han dado lugar a muchas nuevas opciones de tratamiento disponibles, aunque pocas se han estudiado ampliamente en pacientes pediátricos. Con un arsenal terapéutico en rápido crecimiento, es cada vez más importante que aprendamos a reconocer la heterogeneidad clínica, histopatológica, molecular y microbiana de la CU, de modo que las estrategias de tratamiento de medicina de precisión puedan adaptarse a cada paciente para lograr y mantener resultados óptimos.

En todo el mundo, la prevalencia de la CU está aumentando, y aunque la incidencia se está estabilizando en gran parte del mundo occidental, las tasas están aumentando en los países recientemente industrializados, concretamente en partes del sur de Asia (1-5). Para hacer frente a la creciente carga de la enfermedad, existe una necesidad urgente de desarrollar biomarcadores que predigan la gravedad y la evolución de la enfermedad en una población muy diversa (2).

Dosis de cloroquina por kg

El desarrollo de formas de dosificación específicas para los niños es especialmente difícil debido a una serie de factores relacionados con las diferencias entre la población pediátrica y la adulta. La forma de dosificación bucal se considera una buena alternativa a la forma de dosificación oral si esta última no puede utilizarse en pacientes pediátricos. Tanto las fórmulas de dosificación oral como las bucales presentan grandes cualidades de aplicación para los pacientes pediátricos.

Los pacientes pediátricos han sido tratados tradicionalmente con productos farmacéuticos para adultos no indicados en la etiqueta o compuestos extemporáneos, lo que no es óptimo para los pacientes pediátricos debido a la falta de seguridad y eficacia del producto. Además, el uso de fármacos fuera de etiqueta se vuelve mucho más complicado cuando se trata de neonatos y niños menores de dos años. Esto también es aplicable a los niños con trastornos raros o crónicos o con enfermedades agudas. Con frecuencia se aprueban nuevos fármacos para adultos sin tener ni siquiera una mínima experiencia en pacientes pediátricos. Debido a la ausencia de información, los médicos se ven obligados habitualmente a prescribir medicamentos fuera de la etiqueta, utilizando métodos de dosificación mal definidos. Sólo en Estados Unidos, la mitad de los medicamentos no están etiquetados para su uso en niños [1]. Más de un tercio de las hospitalizaciones pediátricas (36,7%) se asociaron con el uso fuera de etiqueta de analgésicos que no han sido etiquetados para su uso en niños [2].

Dosis pediátrica de cloroquina

El desarrollo de una forma farmacéutica adecuada para los pacientes pediátricos debe tener en cuenta varios aspectos, ya que la biodistribución de los fármacos en adultos difiere de la de los pediátricos. En los últimos años, la administración por vía bucal se ha convertido en una vía atractiva, disponiendo de diferentes formas de dosificación en desarrollo que incluyen comprimidos, pastillas, películas y soluciones, entre otras. Además, el epitelio bucal puede permitir un rápido acceso a la circulación sistémica, lo que podría utilizarse para un rápido inicio de acción. En el caso de los pacientes pediátricos, las formas farmacéuticas que se colocan en la cavidad oral tienen mayores requisitos de palatabilidad para aumentar la aceptación y el cumplimiento terapéutico. Por lo tanto, es necesario conocer los excipientes necesarios y sus funciones y propiedades. Esta revisión se centra en las diferencias y los requisitos relevantes para la administración bucal en pacientes pediátricos (en comparación con los adultos) y en cómo las nuevas formas farmacéuticas pueden ser alternativas menos invasivas y más aceptables.

Dosis de cloroquina para la malaria

Durante muchos años, se ha descrito a los niños como “huérfanos terapéuticos” para indicar que la investigación, la regulación y el desarrollo de formulaciones medicinales se han centrado principalmente en las enfermedades de los adultos.1 El desarrollo de medicamentos apropiados para la edad de la heterogénea población pediátrica es un reto particular. Comienza con la elección correcta de los medicamentos y su dosis, pero igualmente importante es la vía de administración. Este tema de la AAPS PharmSciTech Desarrollo de fármacos pediátricos y diseño de formas de dosificación ofrece una visión general sobre (a) las consideraciones normativas para los productos pediátricos, (b) las formas de dosificación y formulaciones de fármacos apropiadas para los niños, y (c) los métodos de ensayo para evaluar los atributos críticos de dichas preparaciones.

Teniendo en cuenta que la administración de fármacos en niños puede ser un reto para los cuidadores y que a menudo se utilizan alimentos para facilitar el proceso, merece la pena investigar diferentes escenarios de dosificación, pero también modelos de digestión gastrointestinal adecuados. La mezcla de fármacos en los alimentos es un enfoque para enmascarar adicionalmente el sabor de los productos farmacéuticos y facilitar el procedimiento de deglución. Sin embargo, hay que tener en cuenta y evaluar múltiples aspectos, como la viscosidad y el valor del pH, pero también los contenidos de grasa y azúcar. Para evitar los costosos paneles sensoriales humanos, los estudios de este tema abordan modelos animales y sensores electrónicos para evaluar el sabor de las formulaciones pediátricas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad