Fisioterapia oncologica pediatrica

Fisioterapia y cánceres del sistema nervioso central (SNC)

La rehabilitación pediátrica orientada a la familia en hematooncología muestra mejoras en la mayoría de las cualidades vitales. Debería formar parte habitual del régimen terapéutico de todos los pacientes tras la quimioterapia, el trasplante y el tratamiento de la inmunodeficiencia, a fin de crear un entorno sano y afectuoso para los niños durante su recuperación.

Rehabilitation St. Veit asumió los costes del análisis estadístico de los datos, realizado por Gerhard Rumpold y David Riedl, con la herramienta informática CHES, descrita en https://CHES.pro/. No se informó de ninguna otra ayuda o financiación.

G. Fischmeister, jefe médico de la rehabilitación pediátrica Leuwaldhof, forma parte de Rehabilitación St. Veit im Pongau, y T. Licht, G. Sanio, T. Bogendorfer y A. Nickels ocupan cargos directivos en Rehabilitación St. Veit. W. Sperl es asesor médico científico en materia de enfermedades metabólicas del Leuwaldhof. B. Holzner y G. Rumpold tienen derechos de propiedad intelectual sobre el software CHES. D. Riedl declara no tener intereses contrapuestos.

Lianna Marks, MD - Oncología pediátrica, Stanford Children's

El ejercicio es algo natural para la mayoría de los niños. Van en bicicleta al colegio, juegan a la pelota con los amigos. Muchos niños también practican deportes. Pero cuando su hijo tiene cáncer, eso ya no puede darse por sentado.

La enfermedad, el tratamiento, los efectos secundarios y las visitas al hospital les dificultan hacer suficiente ejercicio y practicar deporte. Aun así, es importante que su hijo se mantenga activo, pero eso puede requerir algunos ajustes e ingenio. Si es necesario, un fisioterapeuta (pediátrico) puede ayudarle.El folleto sobre ejercicio (en neerlandés) aborda los obstáculos que puede encontrar su hijo y cómo puede, a pesar de todo, hacer la máxima cantidad de ejercicio.

  Fisioterapia pediatrica master

El Centro Princesa Máxima anima a los niños a mantenerse activos y a seguir haciendo ejercicio. En todo el edificio hay todo tipo de cosas atractivas para que los niños hagan ejercicio, como bicicletas, karts, futbolín, tenis de mesa y hockey de aire. Entre semana se organizan diversas actividades en el gimnasio para todas las edades. Los niños que no pueden o no quieren salir de su habitación disponen de un paquete deportivo que les permite hacer ejercicio en su habitación. Además, periódicamente se organizan eventos especiales y actividades deportivas para motivar a los niños -y también a los padres- a moverse y seguir haciendo ejercicio.

Fisioterapia y oncología pediátrica

Cada vez hay más pruebas de la eficacia de la AF para mejorar la fuerza, la aptitud cardiorrespiratoria, los síntomas de fatiga y el funcionamiento físico general en poblaciones pediátricas con cáncer (11, 13-16). Mientras que el efecto de la AF en los resultados de CVRS, tales como los dominios funcionales, sociales y mentales es mixto, la mayoría de la investigación sugiere mejoras potenciales (15). Además, ninguno de los estudios realizados hasta la fecha ha informado de resultados negativos, incluso en pacientes inmunodeprimidos (17).

  Formacion fisioterapia pediatrica

Debido a la relativa rareza del diagnóstico de cáncer pediátrico (153 casos/por millón de niños en Canadá), evaluar el efecto de la AF en esta población es intrínsecamente más difícil (13). Aunque los hallazgos son preliminares, y a menudo están limitados por tamaños de muestra pequeños, la evidencia existente sugiere consistentemente que el ejercicio leve-moderado es seguro, beneficioso y factible tanto para los pacientes infantiles como para los sobrevivientes (11).

Las pruebas científicas sugieren que los supervivientes de cáncer infantil son más sedentarios que sus compañeros sanos (14, 18, 19). En la literatura han surgido tres posibles explicaciones (20). La primera, una explicación fisiológica, postula que los supervivientes de cáncer son menos activos porque experimentan fatiga como resultado de las consecuencias adversas de la quimioterapia y la radioterapia (21, 22). La segunda argumenta que los supervivientes de cáncer infantil están sujetos a un insidioso "espectro de desuso" como resultado de un enfoque excesivamente cauteloso hacia la AF fomentado por padres preocupados, médicos, maestros de escuela y otros (23). Esta actitud sobreprotectora puede provenir de una falta general de educación sobre lo que se puede esperar que un niño haga después del diagnóstico de cáncer y los tratamientos, y puede alterar la percepción del niño de su capacidad real para la AF (20). Como ejemplo, más del 70% de los profesores de educación física de las escuelas informaron de una falta de conocimiento sobre las actividades apropiadas para los supervivientes de cáncer infantil (24). La tercera explicación sugiere que el momento del diagnóstico y la duración del tratamiento a menudo coinciden con un período de la vida cuando los niños son introducidos a los deportes organizados, lo que resulta en que el niño se pierda este período crítico y no sea introducido a numerosas opciones de AF (15, 25).

  Fisioterapia pediátrica especialización

Subgrupo mundial de fisioterapia IPT-HOPE

El cáncer es poco frecuente en los niños. Sin embargo, los niños con cáncer no diagnosticado pueden quejarse de dolores de cabeza, cansancio, falta de apetito, náuseas y cambios visuales. Es posible que note que su hijo tiene una zona hinchada o con hematomas y fiebre. Estos síntomas no son exclusivos del cáncer y no confirman un diagnóstico definitivo.

Si su hijo se queja de los síntomas anteriores, llévelo al médico, que le hará un análisis de orina para detectar niveles anormales de sustancias químicas en la orina. Si se sospecha la existencia de un tumor, puede ser necesario realizar otras pruebas, como radiografías, tomografías computarizadas (TC), ecografías y gammagrafías óseas.

Dependiendo del tipo y la naturaleza del tumor diagnosticado, las opciones de tratamiento variarán. Un oncólogo pediátrico le explicará las opciones para su hijo. El tratamiento puede incluir transfusiones de sangre, control de los síntomas, cirugía, fármacos, radioterapia y tratamiento de complicaciones secundarias como infecciones o problemas respiratorios.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad