Consulta cardiologia pediatrica

Por qué la cardiología pediátrica

La Cardiología Pediátrica de UT Health San Antonio, que está compuesta en su totalidad por cardiólogos pediátricos certificados y educadores con más de 50 años de experiencia combinada en el tratamiento de las enfermedades cardíacas de los niños.

En asociación con University Children’s Health, nuestros médicos aprovechan sus muchos años de experiencia en el tratamiento de cardiopatías congénitas a través de afiliaciones de larga data con cirujanos cardiotorácicos pediátricos, médicos de cuidados intensivos y otros especialistas pediátricos para satisfacer mejor las necesidades de los pacientes con cardiopatías congénitas en todo el centro y el sur de Texas.

En sintonía con las preocupaciones tanto de los médicos como de los pacientes, ofrecemos una atención sanitaria superior y una comunicación profesional. Estamos firmemente dedicados a satisfacer las necesidades de nuestros pacientes y sus familias a través de la comunicación continua y el trabajo en equipo con los médicos remitentes. Nuestro sistema integral se basa en un enfoque de equipo dinámico que se ajusta para satisfacer las necesidades de cada paciente y cada condición.

Cómo convertirse en cardiólogo pediátrico

La consulta de cardiología pediátrica del Children’s Heart Center cuenta con más de 20 años de experiencia en la atención a niños con cardiopatías congénitas. En la actualidad, sigue siendo un centro líder en el Líbano y en la región que proporciona una atención clínica de excelencia para los casos de cardiopatías congénitas pediátricas, ofreciendo una evaluación inicial, un diagnóstico y un seguimiento de los pacientes desde el nacimiento hasta la edad adulta. El equipo de atención incluye una variedad de expertos para proporcionar acceso, gestión de la atención y tratamiento a las comunidades cercanas y lejanas.

El CHC ofrece modalidades de diagnóstico, intervención y tratamiento quirúrgico completas y basadas en la evidencia para cubrir la amplia gama de afecciones cardíacas congénitas, desde los defectos cardíacos más simples que implican una reparación intervencionista de un solo paso, hasta procedimientos complejos que implican intervenciones de múltiples pasos en el Líbano y la región.

Nuestro programa de cateterismo cardíaco se centra en ofrecer un procedimiento de diagnóstico y/o intervención para minimizar el estrés de los procedimientos invasivos en los pacientes y sus familias. Muchos de nuestros procedimientos sirven como tratamientos intervencionistas alternativos a las reparaciones quirúrgicas abiertas. Otros procedimientos proporcionan a nuestro equipo de cardiología y cirugía cardiotorácica más información para ayudar a identificar las mejores estrategias de tratamiento médico y quirúrgico.

Estilo de vida del cardiólogo pediátrico

3. La cirugía cardíaca pediátrica presenta algunos problemas derivados de la escasa financiación, el tratamiento incompleto de los pacientes y la presentación tardía de los mismos, así como el escaso mantenimiento del equipo. Se cree que el éxito de la creación de la Fundación Cardíaca de Nigeria, en la que cada nigeriano contribuye con un 0,20-0,25% de su salario mensual, tendrá un impacto significativo en la financiación de la cirugía cardíaca. Otra alternativa es incorporar la cirugía cardíaca pediátrica al Seguro Nacional de Salud (NHIS). Esto también resolverá los problemas de presentación tardía. Como se puede ver, la Alianza Intersociedades de Cirugía Cardíaca (CSIA) o cualquier otro organismo puede ayudar a nuestro centro a proporcionar una formación adecuada a los cirujanos cardíacos pediátricos, anestesistas, perfusionistas, enfermeras, etc., entre otras ayudas que se necesitan. La donación de material fungible y equipos será de inmenso beneficio para el programa. El modelo del CSIA es lo que el NCTCE necesita en este momento, además de lo que otros puedan ofrecer.

6. CargaEs importante señalar que la falta de instalaciones para servicios cardíacos pediátricos sostenibles y la práctica de la cardiología pediátrica en Nigeria da lugar a muertes y sufrimientos evitables. Lamentablemente, se ha observado que alrededor de 15 millones de niños han muerto y han padecido algunas morbilidades a causa de enfermedades cardíacas potencialmente tratables [15].La práctica de la cirugía cardíaca pediátrica había sido ignorada durante mucho tiempo, ya que ahora ha suscitado una gran preocupación en las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales y en los especialistas cardiovasculares [1]. En algunas zonas de la provincia de África Occidental, se observa que sólo el 20% de los padres de niños menores de 15 años que necesitan una intervención quirúrgica pediátrica pueden financiar la operación en los 12 meses siguientes al diagnóstico [1, 16].El diagnóstico y el tratamiento tempranos son muy necesarios para mejorar la supervivencia de los niños con enfermedades cardíacas [1]. Esto puede lograrse mediante la provisión de recursos humanos asequibles, instalaciones de diagnóstico y quirúrgicas, así como de otras intervenciones, en cada nivel de atención en el país.

Procedimientos de cardiología pediátrica

Sólo un tercio de los médicos cardiovasculares pediátricos ejercen en la práctica privada.1 De hecho, un médico joven recién salido de la beca puede encontrar que el espíritu empresarial y otros aspectos de la gestión de una práctica son desalentadores. Responsabilidades como competir con instituciones académicas gigantescas, navegar por los complejos pagos de Medicare y Medicaid y los contratos de seguros privados, mantenerse al día con el creciente coste de los equipos médicos y las historias clínicas electrónicas, y gestionar el personal mientras se atiende a los pacientes pueden parecer más allá de la zona de confort típica de un becario recién graduado.

A pesar de ello, convertirse en un cardiólogo pediátrico de práctica privada (PPPC) es una opción a considerar para aquellos que luchan por la autonomía y ofrece una oportunidad única para “poseer” el propio trabajo y sus resultados. El PPPC tiene la capacidad de desarrollar un plan operativo integral que le permite tener un control total sobre los ingresos de la consulta y poseer herramientas para desarrollar una atención personalizada y de alta calidad que satisfaga las necesidades de la comunidad local. La flexibilidad para implementar cambios, sin estar atado a regulaciones extrañas,2 da al PPPC una sensación de autoridad y satisfacción.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad