Seleccionar página
COMPLICACIONES DE LA GRIPE

COMPLICACIONES DE LA GRIPE

COMPLICACIONES DE LA GRIPE:

En la primera parte de la Gripe hablamos de la epidemiología y estadísticas en este invierno, los síntomas y del uso de la vacuna antigripal. Demos un repaso rápido sobre la Gripe sus síntomas y hablaremos también sobre sus complicaciones, diagnóstico y tratamiento.  

 

 

La Gripe se disemina a través de partículas de aerosoles, pero también se transmite a través de las secreciones respiratorias y es muy contagiosa. El periodo de incubación de la Gripe es de 1 a 4 días, donde aparecen los síntomas. Una persona puede infectar desde un día antes de la aparición de los síntomas hasta 5 a 7 días después del comienzo de estos síntomas. Los niños y personas inmunosuprimidas transmiten el virus de la Gripe durante más días, unos 6 días antes de la aparición de la infección. Las epidemias suelen alcanzarse a los 15 días de aparecer los primeros casos y suelen infectar con más frecuencia los niños en edad escolar, puede llegar a infectar al 40% de la población. Es una enfermedad autolimitada, que suele tener de 5 a 7 días de evolución, pero que puede prolongarse los síntomas a varias semanas.

 

 

 

 

Los síntomas más frecuentes de la Gripe en los niños son:

  • Fiebre alta de 38 a 40ºC, pero puede llegar a 41ºC, que es de comienzo agudo, puede durar entre 1 a 7 días, siendo 3 días los más frecuentes.
  • Escalofríos
  • Tos seca al inicio, luego de varios días la tos es mas productiva
  • Congestión nasal con abundantes mocos, estornudos
  • Dolor de garganta
  • Malestar general con dolor en todo el cuerpo a nivel muscular (mialgias), sobre todo en brazos piernas y espalda
  • Dolor de cabeza (cefalea), también dolor al mover los ojos
  • Pérdida del apetito
  • Debilidad y cansancio
  • Dificultad para respirar especialmente si se complica con Laringitis aguda, bronquiolitis o en los niños asmáticos con broncoespasmo.
  • Conjuntivitis viral con lagrimeo y ojos rojos
  • En niños pequeños puede cursar con un cuadro gastrointestinal presentando: vómitos, diarrea, náuseas y dolor abdominal.

COMPLICACIONES DE LA GRIPE EN LOS NIÑOS:

La Gripe puede cursar en algunos niños como cualquier catarro, en los lactantes menores como síndrome febril sin foco o con síntomas gastrointestinales y puede cursar con síntomas más severos y complicaciones.

Las complicaciones más frecuentes de la Gripe son Otitis media aguda (OMA), en un 20% de los niños menores de 6 años y estas otitis son bacterianas en dos tercios de los casos, por esta razón las OMA asociadas a Gripe deben ser tratadas con antibióticos.

Otras complicaciones frecuentes son: CRUP, bronquiolitis, Bronquitis, Neumonías por el virus o sobreinfección bacteriana.

Pacientes que tienen enfermedades de base son alto riesgo y suelen complicarse más que los niños sanos, estas afecciones pueden ser: patologías cardiacas, Asma, fibrosis quística, enfermedad pulmonar crónica, anemia falciforme, inmunosuprimidos y otros. Fuera de las complicaciones ya mencionadas pueden presentar:  convulsiones febriles, encefalitis, encefalopatías, síndrome Guillan Barre (esta se ve más en la Gripe B), miocarditis y otros. A pesar de todas estas complicaciones en muchos Países, solo se vacunan la mitad o menos de los pacientes de alto riesgo.

Es importante que los padres cuando tengan un niño con la gripe A o B y vean que persiste la fiebre alta más de 3 días o empeoran los síntomas respiratorios como la tos intensa que no les deja dormir, que presente dificultad respiratoria, debilidad, que no coma o no tome líquidos, cefalea, vómito, dolor abdominal y diarrea deben consultar a su pediatra o por urgencias, para descartar complicaciones como una Neumonía bacteriana, esta se produce  como consecuencia de las afectación de los mecanismos de defensa del aparato mucociliar y de las lesiones necróticas de la mucosa respiratoria que facilitan la colonización de bacterias, entre ellas las más frecuentes son Estafilococo áureos, Hemophilus influenza b y Estreptococo pneumoniae.

Estas infecciones bacterianas son las que aumentan la mortalidad en los grupos de edad en niños menores de 5 años y de estos los menores de un año y en los ancianos.

El diagnóstico los médicos lo hacemos por la clínica que son los síntomas que tiene el paciente sea niño o adulto, con apoyo de análisis de sangre, radiografía de tórax, pero la prueba fundamental es el cultivo viral, por medio de un aspirado del moco que se toma con una sonda nasofaríngea, se aspira el moco y se manda una muestra para cultivo. Pero estos métodos son costosos y pasarán varios días (3 a 10 días) hasta conocer el resultado con una sensibilidad 100%. Existen varios tipos de test rápidos de la Gripe A y B como inmunofluorescencia D/I que detecta antígenos virales tenemos el resultado de 1 a 4 horas y tiene sensibilidad 70 al 100%, el Shell vial es un cultivo celular viral rápido tenemos los resultados en 1 a 3 días y tiene una sensibilidad del 100%. Hay otros test con diferentes porcentajes de sensibilidad para la Gripe A y B.

Cuando ingresamos un niño con Gripe:

 

  • Niño con mal estado general, con signos de deshidratación y que no esté comiendo o tomando líquidos.
  • Niño en regular o mal estado general, que continúa febril y con síntomas respiratorios de dificultad respiratoria, con desaturación que requiera de oxígeno o terapia respiratoria con nebulizaciones, con Bronquitis o neumonía complicada.
  • Pacientes que tienen factores de riesgo o inmunosuprimidos que continúan con fiebre y analítica patológica.

 

 

 

El tratamiento de la Gripe es sintomático, solo para mejorar los síntomas:

  • Dar analgésicos como el Paracetamol para mejorar dolor muscular, de cabeza, garganta o la fiebre.
  • Es muy importante una buena hidratación oral con líquidos (agua, zumos de fruta natural) de esta manera evitamos que los niños se deshidraten por la fiebre.
  • Lavado nasal con suero fisiológico o Rhinomer spray nasal para niños o bebes esto para aliviar la congestión nasal sobre todo de los más pequeños y que puedan respirar mejor.
  • Mantener el reposo en casa y cama para la recuperación.
  • Evitar dar Aspirina por su posible relación con el síndrome de Reye.
  • También no asistir al colegio para evitar más diseminación de la Gripe, pues es muy contagiosa.
  • Buen lavado de manos, usar pañuelo o protegerse la nariz con el codo al estornudar o si tienes tos, así evitamos propagar el virus.
  • Alimentos sanos y vitamina C en las frutas, tomar sopas, bebidas calientes o tibias, evitar bebidas muy frías.
  • También se puede dar remedios caseros para la tos, o un antitusivo como el Grintuss o Flutox jarabe si la tos interrumpe el sueño y no deja descansar al niño.
  • El uso de antibióticos es a criterio médico, se deja para el manejo de las complicaciones como las Otitis, neumonías o para las personas de alto riesgo como son los pacientes con fibrosis quística, inmunosuprimidos…

Pero cuando debemos usar los antivirales en la Gripe:

  • Está indicada en niños y adolescentes con alto riesgo de complicaciones o con Gripe grave.
  • Personas que están en contacto con personas de alto riesgo.
  • Pacientes inmunodeprimidos.

El tratamiento debe iniciarse 24-48 horas de iniciados los síntomas confirmado el diagnóstico de Gripe A o B solo en niños con Gripe grave o complicada o pacientes de alto riesgo, el tratamiento debe durar 5 días o hasta 24-48 horas después que se controlen los síntomas. El antiviral más usado en pediatría es el Oseltamivir. A continuación, los 4 antivirales que se utilizan:

  • Amantidina y Rimantadina: que sirven para la Gripe A, se administra vía oral y actúa bloqueando la Proteína M, que es necesaria para la replicación viral. Disminuye la intensidad de los síntomas, la duración de la enfermedad y sus complicaciones.
  • Oseltamivir y Zanamivir: son los últimos antivirales y sirven para Gripe A y B, actúan inhibiendo la neuraminidasa, también disminuyen la intensidad de los síntomas, la duración y sus complicaciones.

Todos estos antivirales producen efectos secundarios, aunque los dos últimos antivirales producen menos efectos secundarios que los iniciales. Para escoger el tratamiento se debe mirar que tipo de gripe si es A o B, el costo del tratamiento, sus efectos secundarios y el perfil de seguridad. Por esta razón solo se usan en casos concretos como antes se mencionó.

Por todo esto es importante la vacunación contra la Gripe, en las estaciones de otoño e invierno (la gripe A y B ocurre entre los meses de octubre y marzo), tanto para los niños como para los adultos. (Ver la primera parte de la Gripe).

Los dejo con unas ilustraciones de algunos de nuestros pacientes

 

niña de 6 años y niño de 8 años de este invierno, ambos con Neumonía como complicaciones por la Gripe (ver Radiografías de los dos pacientes) y que fueron manejados con antibióticos intravenosos, terapia respiratoria con oxígeno los primeros días, nebulizaciones con ventolin, dándoles de alta días después por mejoría.